Temas de Argos




Meditación de Navidad

Varias entradas, páginas y eventos de esta web se relacionan con el tema de los equinoccios y los solsticios, destacando la idea de que en los momentos en que ocurren tales fenómenos se abren portales energéticos en el planeta, los cuales pueden ser aprovechados bien para alejar lo negativo o bien para atraer lo que deseamos.

En específico, el Solsticio de diciembre tiene la particularidad de coincidir con la entrada del sol en el 0 grado del signo de Capricornio, el décimo signo del zodíaco, relacionado con la época de navidad y el fin de año, que marca el inicio del frío y duro invierno en el norte y al cual se le asigna, por su naturaleza, gran importancia para el alcance de logros.

Por ello, el solsticio de Capricornio, momento en que la luz triunfa sobre las tinieblas y el universo se llena de gran energía solar, se aprovecha tradicionalmente en todo el mundo para hacer importantes peticiones para el venidero año, acompañadas de un rito que evoca a las hogueras que se prendían en la antigüedad en honor al nuevo sol.

De ahí también la relación con la celebración en estas fechas de la Natividad de Jesús y el descenso del Espíritu de Navidad. 
Relata la leyenda que este día la energía solar irradia su alegría, prosperidad y abundancia, recogiendo los deseos que se le hagan de todo corazón en forma de carta para el futuro año. Es una gran oportunidad que se presenta sólo una vez al año, y que todos deberíamos realizar para aprovechar sus maravillosos beneficios.

De todo lo descrito es que surge el Ritual del Espíritu de la Navidad celebrado el  21 de Diciembre, en el momento en que el Sol entra en el Signo de Capricornio, comenzando así el solsticio de invierno. Justo a partir de ese momento es que debemos comenzar a realizar el ritual que a continuación se describe. 

Primero que nada, tómense el tiempo de realizar su carta antes de la hora del solsticio, para leerla en silencio en ese momento y poner toda la energía en todas las cosas que allí plasmen.

  • La casa donde se llevará a cabo el ritual, debe estar limpia y ordenada, prender inciensos de limón de adentro hacia afuera y colocar música para armonizar todos sus espacios.

  • Preparen una cena especial  para agradecer a Dios todo lo que ha concedido hasta ahora y recuerden que en la mesa no deben faltar, mandarinas, arroz y lentejas. Estas pueden estar diseminadas por toda la mesa, evocando la abundancia.

  • Durante todo el día 21, puede prender  inciencios, esencias y velas de mandarina, para impregnar el ambiente de la energía de prosperidad.

Formato de la carta:
SALUDO: Preparémonos mentalmente y aceptemos en nuestro corazón a la suprema personalidad de DIOS

CONFESIÓN: Pidan perdón ante el Señor de todo corazón por las faltas reconocidas y aún por las que no reconoces, ofrece y proponte corregirlas de veras. Perdonen de todo corazón a todo el que crean que le ha hecho algo que le ha disgustado, perdonen de veras. Hagan un acto de amor y gratitud ante ese Dios paciente que siempre está dispuesto a perdonar.

PETICIONES: 

I. Pidan todo lo que deseen eliminar de su vida, como imperfecciones, enfermedades, tristezas, odios, pobrezas, todo lo que le esté molestando. Vaciando lo negativo de su vida, para darle espacio a las cosas positivas.

II. Soliciten todo lo bueno que desees para ustedes, familia, amigos y humanidad. Amor, paz, salud, inteligencia, compresión. Pidan por su país, por las enfermedades incurables, etc.

III. Soliciten todo lo material, sin restricciones, siendo bien específico.

DESPEDIDA:

ORACIÓN: “QUE QUEDEN DECRETADOS, RECIBIDOS Y BENDECIDOS ESTOS DESEOS: ASI SEA!

Evocando las hogueras que se realizaban en la antigüedad en honor al nacimiento del nuevo Sol, debemos realizar lo siguiente:

  • Prendamos cada uno de los presentes la vela que trajo y dejarlas allí  hasta que se consuman.
    Si los participantes tienen sus cartas del año anterior, pueden colocarlas en una vasija de barro o peltre y quemarlas, dejando el pasado atrás y preparándonos para recibir el futuro. 
  • La carta de este año deberemos guardarla en un lugar bien secreto y confidencial, hasta el año próximo. Si lo desean pueden releerla las veces que quieran, para ayudar en las meditaciones diarias y darle mas fuerza a la realización de los deseos.
  • En esa noche y durante ese día, demos la bienvenida a esta hermosa energía que circula, nos invade, cojamos su mano y dejemos que nos envuelva. Olvidemos los aspectos superfluos y triviales de la vida y centrémonos en lo esencial: ser mejores con nosotros mismos y con los demás. 

fuente: http://angelesymaestros.blogspot.com/

Pensamientos de luz
  • Abro la puerta a un nuevo año. Cierro con amor la del pasado. Atrás dejo todo: lo bueno y lo malo. La puerta se abre. El proceso de la vida me apoyará en cada paso del camino.

    - #
destellos_png_1_by_selalexsel-d5evk8xm