Temas de Argos


LECTURAS
  • Brújula
  • Biblioteca
  • Bitácora
  • Visión Holística
destellos_png_1_by_selalexsel-d5evk8xm



Suscríbete

Ejercicio para retirar cordones

Durante la terapia radiestésica es común que en el diagnóstico del campo energético de  la persona que consulta sea indicada la existencia de un cordón que enlaza algún chakra o parte del aura con el chakra de otro ser, bien sea pareja, familiares o amigos. Esta técnica de Amorah Quan Yin es muy buena para retirar esos lazos. 

Es importante antes de realizar la técnica, leer un poco lo que explica el manual respecto a esos cordones:

“Los cordones psíquicos son formas condensadas de energía en forma de tubo con las que enlazas o intercambias energía con otra persona. Existen usos sanos y poco sanos de los cordones. Daré tres ejemplos de cordones sanos.

Primero, cuando nace un niño, cuenta en teoría con cordones en los chakras del corazón y de la raíz que lo unen con su madre.
Los cordones del chakra del corazón permiten al niño unirse con el alma de su madre. Los cordones del chakra de la raíz hacen que el niño se sienta conectado y seguro. Para cuando el niño tiene entre cinco y siete años, es bueno que disuelva estos cordones generando así más autonomía y autoconfianza.

El segundo ejemplo de cordones sanos está en las relaciones sexuales. Los amantes suelen tener cordones uniendo los chakras del corazón y sacros para el intercambio de amor y energía sexual y para el enlace de las almas.

Los del tercer ejemplo son generalmente más breves. Hay momentos con amigos o seres queridos durante los cuales decidimos compartir amor a través de cordones que unan los chakras del corazón. Sin embargo, en otros momentos, la mayoría de estos cordones no son necesarios para relacionarse con estas personas porque pueden crear codependencia y fusión excesiva.

Se agrega que una buena alternativa a los cordones es permitir la fusión o superposición de tu aura con el aura de la persona con quien desees tener una conexión más íntima. Así, al separaros no es tan probable que se queden sus imágenes o emociones en tus chakras y tu aura ni que las tuyas se queden en los suyos. Aprender a retirar cordones te permite elegir el nivel de conexión que desees.

Los cordones poco sanos pueden: extraer tu energía; obligar a tu cuerpo a procesar el dolor, las imágenes o las emociones de otras personas; controlarte de varias maneras por ejemplo, a través de la culpa o de mensajes subconscientes, intimidación o imágenes de temor a perder algo; crearte exceso de dependencia de otras personas, o a ellas de ti; usurpar tu libre albedrío; hacer que se estanquen en ti imágenes antiguas tales como la baja autoestima o tener que ganarse el amor a través del sacrificio-.

Las variaciones son interminables como el número de personas y de problemas y descompensaciones individuales.

Estos tubos pueden enviar y recibir dolor, culpa, miedo y cualquier cantidad de pensamientos y sentimientos. Si sientes que la energía se te escapa en presencia de tu padre, de tu madre o de cualquier otra persona, o sientes sus emociones en tu interior, es una buena señal de que tienes un cordón poco sano con esa persona.

 

Puedes haber recibido o dado cordones sin ser consciente de ello. Así es en la mayoría de los casos. Cuando hemos estado ligados estrechamente con una persona por mucho tiempo o intensamente, ya sea por conexión sanguínea (familia) o por conexión sexual, formamos lazos energéticos y kármicos con esa persona. 

 

Uno puede tener toda la intención de dejar atrás una relación, a veces pasan años de estar separados, sin embargo seguimos atados (atorados, bloqueados) porque aún existen lazos energéticos con esa persona, los cuales toca cortar.

Por suerte, una vez que despejes los cordones, empezarás a sentir si llegan otros nuevos, con lo que será más fácil detectarlos y decidir qué hacer con ellos. 

 

Proceso paso a paso para encontrar cordones:

1.- Cierra los ojos, conéctate a la tierra, extiende el aura, comprueba los límites  del aura y haz cualquier ajuste preciso.

 

2.- Imagina un sol dorado sobre la cabeza y dirige la luz dorada hacia los canales sanadores: debes verla fluir desde el chakra de la coronilla hasta la parte superior del chakra de la garganta, luego atravesará los canales pequeños que bajan por la parte superior de los hombros y los brazos y finalmente desembocan en los chakras de las palmas.

Usa la luz dorada, la visualización y la respiración para abrir los canales sanadores e irrigarlos durante unos treinta segundos antes de continuar. Sentirás la energía que sale a través de las palmas.

 

3.- Mueve muy despacio cualquiera de las manos por el aura, siempre cerca de la parte delantera del cuerpo. Empieza en la cabeza y la cara, luego sigue por el pecho, plexo solar y sigue más abajo hasta que la mano quede delante de la entrepierna. Mueve la mano despacio para que sientas los cambios leves del campo de energía. Si es demasiado leve para ti, practica primero con alguien y luego pruébalo en ti.

 

4.- Procura sentir al tacto los lugares donde la energía sea más intensa y concentrada. Puede que sientas una «vibración» o un «cosquilleo» al tocar los cordones. O bien puedes sentirlos gruesos y pesados, o más duros y sólidos que el resto del aura. Cuando encuentres algo, mueve la mano despacio hacia la parte delantera del aura. Si la sensación desaparece a poca distancia de aquel punto, significa que la energía no es un cordón. En ese caso utiliza rosas para recoger la energía densa y retirarla del aura.

 

5.- Percibirás un cordón si puedes seguirlo hasta el límite del aura. De modo que, si lo que sientes tiene límites bien definidos y se extiende más allá del alcance de la mano, lo más probable es que sea un cordón.

 

6.- Cuando localices un cordón, intentarás identificar a la persona con quien te conecta. A veces, la identidad es evidente por el tacto del cordón. Si no lo es, puedes usar un pequeño truco: Pronuncia en voz alta el nombre de la persona con quien crees tener el cordón mientras lo sostienes en la mano. Si has acertado, el cordón responderá al nombre alterándose de algún modo: vibrando, haciéndose más fuerte o calentándose, por ejemplo.

Si no cambia, di más nombres hasta encontrar el adecuado. Puede ser incluso alguien a quien no has visto o con quien no has hablado en algún un tiempo. He despejado cordones míos y de mis clientes procedentes de padres o ex cónyuges a los que no habían visto o con quienes no habían hablado durante años.

 

7.- Ahora que has identificado el cordón que deseas retirar, sigue todo el procedimiento explicado a continuación para disolver los cordones.

 

Para disolver los cordones

Los cordones se retiran muy suavemente para provocar la mínima reacción posible en la otra persona y para eliminar la posibilidad de dañar algún chakra. Tirar bruscamente de un cordón puede, en algunos casos, crear cicatrices o arañazos en el cuerpo etérico. También puede hacer que la otra persona contraataque psíquicamente.

Varios expertos recomiendan conseguir antes  de hacer los ejercicios los siguientes elementos para hacer un barrido energético y al final una recarga, (si no es posible conseguirlo, no importa,  lo más importante es la intención).

– Solución con agua y sal marina

-2 gotas de Aceite esencial de Lemongrass (limonaria) o Limón

– Miel de abejas natural

Antes de hacer el ejercicio es bueno bañarse normalmente y hacerse el último enjuague con la solución de agua-salmarina mezclada con el aceite esencial, previamente bendecida por nosotros mismos (rezar sobre ella 3 padrenuestro). La intención es limpiar nuestra aura.

Dejamos que se seque nuestro cuerpo (SIN ENGUAJARSE), nos arropamos con una toalla, cobija o bata y hacemos la siguiente meditación para cortar lazos energéticos:

-Siéntate cómodamente en tu postura habitual de meditación, respira consciente, relájate y serena tu mente.

-Cuando estés tranquilo/a, visualiza tu Canal Central (Columna) y realiza la conexión Cielo-Tierra. Visualiza como al inspirar te va llegando energía del Cielo y de la Tierra a tu Chakra del Corazón.

-Tu Chakra se va llenando de energía y una vez está lleno empieza a expandir energía hacia todo el cuerpo. Sigue inspirando y absorbiendo energía hasta que estés completamente luminoso.

-Cuando llegues a este punto imagina como la luz atraviesa las barreras de tu piel y tu aura se empieza a llenar de luz. Una vez tu aura esté completamente luminosa, empieza a tomar contacto con la persona con la que vas a romper lazos.

-Recuerda que en el fondo esa persona es un alma, y lo que te está haciendo ahora forma parte de su evolución. No es nada personal contigo, reconcíliate con lo que te hizo, pero no dejes que esto te perjudique.

– Visualiza tus chakras, y los de la otra persona.

– Visualiza los lazos entre los chakras, siente la conexión que hay entre esa persona y tú.

– Imagina unas tijeras energéticas y ve cortando los lazos con esa persona, uno por uno en los 7 chakras principales y cada vez que cortes afirma en positivo, por ejemplo ” Corto este lazo con (nombre de la persona).” Repite esta operación entre los lazos que se crean entre los chakras 2, 3, 4, 5 y 6.

– Haz un corte especial en el Chakra del Corazón.

-Para retirar del todo un cordón tira siempre de él con suavidad hasta arrancarlo totalmente, un poco cada vez, allá donde esté unido a tu cuerpo.

-Luego coloca  una rosa en el extremo del cordón que has retirado. Empuja suavemente la rosa con el cordón hasta el exterior del aura y hazla estallar .

-Es importante tomar en cuenta que cuando cortamos un lazo energético sucede que se produce un pequeño desgarro en el aura, tanto en la nuestra como en la de la persona con la que rompemos el lazo. Llena el hueco de tu aura con luz dorada para sellarla y crear un entorno que favorezca la autosanación.

 –Durante este proceso haz fluir energía dorada a través de los «canales sanadores» que se extienden desde el chakra de la coronilla hasta el chakra de la garganta, luego bajan por los hombros hasta los brazos y desembocan en los chakras de las palmas de las manos.

-Este flujo de energía hará que sientas el cordón más fácilmente. Tras unos segundos, minutos para cordones duraderos, dejarás de ver el color oro en la parte del aura que llenaste tras retirar el cordón.

-El hueco se llenará de tu propia energía y recuperará su apariencia normal.” Si es necesario aplica reiki o imposición de manos.

-Es necesario que después de cortar lazos con una persona demos la siguiente orden: “…nombre de la persona, no te permito que vuelvas a conectarte a mí.” De este modo a la otra persona no le será posible volver a crear y reconectar los lazos contigo.

-Una vez hecho esto despídete de esa persona deseándole lo mejor en su camino.

– El último paso es para recargar tu energía. Vas a ir a enjuagar tu cuerpo, tomas una taza con la miel de abejas, bendícela, agradecele a nuestras hermanas abejas por su miel y aplícatela por todo el cuerpo, déjala que actúe por unos minutos, puedes hacer una meditación durante ese lapso de tiempo, y luego enjuágate.

-Al final agradece a las fuerzas superiores que permitieron que llegara a ti esta meditación y cree que ya esa persona quedó fuera de tu vida.

-Es posible que tengas que repetir más veces esta meditación, sobretodo si los lazos que te unen a esa persona son muy fuertes. Los efectos de esta meditación se empiezan a notar al cabo de pocos días.

 

Para retirar cordones de la parte trasera del cuerpo:

1.-Primero visualiza una pantalla de cine en el exterior del aura.

 

2.- Toca la pantalla con las dos manos para despejarla con la energía dorada sanadora.
Debes ver en la pantalla tu propia imagen vuelta de espaldas.

 

3.- Toma una bola de luz púrpura y lánzala a tu imagen vuelta de espaldas en la pantalla.

 

4.- Haz que la energía púrpura permanezca allí e ilumine cualquier cordón que deba retirarse de la espalda. (es necesario retirarlos, pues tienden a estar más escondidos, a hundirse más en el subconsciente y a ejercer más control que los cordones de la parte delantera).

 

5.-Tras localizar un cordón repite los pasos 4 a 7 para retirarlo. Siente el cordón y llena el hueco en la pantalla en lugar de en tu propia aura. Vuelve al paso 13 cuando completes el paso 7.

 

6.- Cuando haya terminado la sesión de retirada de cordones, pon la pantalla en una rosa y hazla estallar.

6.- Sella el aura con el color que utilices.

7.- Vuelve a conectarte a la tierra si es preciso.

8.- Abre los ojos.

Si encuentras que un cordón insiste en volver al mismo punto o si vuelve a surgir tan pronto como intentes expulsarlo del aura, quiere decir que mantienes una creencia sobre la persona con quien estás conectado o un contrato con ella. Es bien fácil identificar esta creencia o contrato si sientes la energía e identificas a la persona.

En esos casos utiliza la técnica para cambiar creencias o para romper contratos psíquicos.

 

¿Qué hacer si el vínculo persiste?

Es posible que si el cordón persista a pesar de la realización de esta técnica, exista algún lazo kármico con la otra persona, incluso con algún lugar o situación. En hermandadblanca.org se definen los lazos kámicos como promesas de amor, lealtad o unión hechas en vidas pasadas-simultáneas que afectan a nuestras relaciones en el Presente. Nos hacen sentir atados a personas o lugares y no nos permiten tener “LIBERTAD”.

Si ese es el caso, realiza  la técnica completa para disolver lazos kármicos (clic en el siguiente enlace)  y además realiza lo siguiente: 

Coge una punta de Amatista o un varita de poder y imagínate que se convierte en una espada etérica. Imagínate un cordón o tubo que sale de tu corazón y se conecta a la persona o lugar creando un lazo kármico.

Mueve el brazo con la espada delante de tu pecho y visualiza como la espada corta el lazo o cordón etérico!

Repite 7 veces: ¡SOY LIBRE! ¡ERES LIBRE!

 

 

 

 

fuentes:

Manual de ejercicios pleyadianos

http://primaveragalactica.wordpress.com/

 

 

Acerca de la autora: Glenda González

Periodista, Master en Acupuntura y Terapeuta Holística. Investigadora, escritora -y practicante- en temas de autoayuda y espiritualidad.

Pensamientos de luz
  • causa y efectoLas expresiones negativas que perturban la creación se reciclan por medio de la ley de causa y efecto, acción y reacción, hasta que la conciencia se equilibre mediante la aceptación y el entendimiento.

    John Roger

    - #