Temas de Argos


LECTURAS
  • Brújula
  • Biblioteca
  • Bitácora
  • Visión Holística
destellos_png_1_by_selalexsel-d5evk8xm



Suscríbete

Ejercicio para equilibrar la pareja interna

 

Los procesos de búsqueda y aspiración a una relación pueden ser desgastantes para muchas personas. Existen variadas técnicas que se recomiendan para atraer amor de pareja.  A muchas personas les basta unos ejercicios simples para atraer lo que desean. Otras requieren un trabajo más profundo en esa búsqueda, posiblemente porque su alma busca un compañero/a en un nivel más espiritual, para experiencias que van más allá de lo que comúnmente pensamos que deber ser una pareja, según  preconcebidas pautas culturales.

El siguiente  ejercicio está destinado a quienes requieren trabajar más espiritualmente  la  búsqueda e incluso la consolidación de una relación ya existente. Se basa en la dinámica de la pareja interna, cuya premisa propone que para atraer una pareja a lo externo o en tercera dimensión (3D), se debe equilibrar primero la relación de nuestra pareja interna en cuarta dimensión (4D) y en quinta dimensión (5D). 

 

 

En busca del equilibrio de la pareja interna 

Práctica:

Paso 1: Aquietamiento (se sugiere utilizar música de relajación)

Imaginamos a nuestro cerebro como una locomotora que avanza con ambas ruedas delanteras girando a destiempo vertiginosamente.

A medida que inhalamos y exhalamos lentamente el aire por la nariz imaginaremos que ambas ruedas delanteras comienzan a sincronizar, a ir al mismo ritmo hacia delante, hacia delante, más y más, lento y armónicamente.

Inhalo y exhalo lentamente el aire por la nariz y siento a mi hemisferio cerebral izquierdo y lógico, aquietar sus pensamientos, acallarse, serenarse. Al mismo tiempo, siento que mi hemisferio cerebral derecho, el intuitivo, comienza a despertar y a captar imágenes que acepto sin permitir que mi hemisferio izquierdo analice.
Inhalo y exhalo lentamente, mientras me permito disfrutar de esta experiencia de paz y armonía interna el tiempo que desee.

 

Paso 2: Invocación. Invoco a mis ángeles, a mis guías, a todos los seres de Luz que esté acostumbrado a llamar para que me auxilien en este trabajo interior.

Invoco a Lady Nada, maestra del Amor, que reúne a las llamas gemelas en el Séptimo Rayo para que me conceda la Gracia de reunirme con mi llama gemela interna para que mi matrimonio místico interno se manifieste en el mundo externo.

Invoco a la Madre María, al Cristo Jesús Sananda y al Padre Madre Dios.

 

Paso 3: Atención: tiene dos lecturas distintas según el sexo.

Visualización del Edén Terrenal en un viaje hacia los cielos interiores (se sugiere utilizar música de jardín con cascada de agua)

Pido a mis ángeles, a mis guías, que me lleven a mi cielo interior donde el Edén Terrenal existe en mi corazón.

Tomo en la meditación las manos de mi ángel y me sumerjo en mi corazón.

(Si soy mujer) …Visualizo allí un jardín maravilloso con vegetación exuberante. Al extender la vista a mi alrededor, veo a mis espaldas un gran árbol, a su pie veo un hermoso hombre dormido. Se despierta, me mira y se pone suavemente de pie. Su apariencia es muy similar a la mía [(*1) leer, es IMPORTANTE]

(Si soy hombre) Despierto en el Edén, me he sumido en un profundo sueño inducido por Dios y veo una hermosa mujer cerca de mí. Me pongo lentamente de pie y nos miramos. Su apariencia es muy similar a la mía. [(*1) leer, es IMPORTANTE]

 

Paso 4: Integración de las polaridades.
Inmediatamente nos reconocemos y sentimos Amor uno por el otro.
Nos acercamos y las palmas de nuestras manos se tocan (en la meditación muevo las manos delante de mí como si otro me fuera a colocar las suyas sobre las mías y SIENTO la energía de mi complemento energético tocarme).
Nos abrazamos sintiendo el Amor intenso que nos une pero de cuyo contacto habíamos rehuído. (Sugerencia: escuchen aquí la música “Sueña” por Luis Miguel o en su defecto la que uds. quieran siempre que la letra sea positiva y esperanzada. Que no contenga nada negativo.)

 

Y DANCEN!!!
DANCEN EN EL ALMA
SIENTAN VIBRAR EL UNIVERSO
ENVIEN EL MENSAJE DE AMOR INTERNO EN EQUILIBRIO A LA FRECUENCIA DE LA DIOSA
No tienen que hablar,
no tienen que pedir,
no tienen que decretar NADA!!!
SOLO VIBREN
Y el mensaje será dado, CRÉANLO Y SERÁ!!!

 

Lentamente mientras nuestras frecuencias internas danzan, se aman y vibran, visualizamos que desde la base de la columna vertebral de los cuerpos desnudos de cada uno, comienza su ascenso la kundalini, la serpiente dormida.

La visualizo como una línea blanca que comienza a ascender por el canal medular de mis aspectos internos al son de la música. Al llegar a la base del cerebro a la altura de la pineal y la pituitaria (*2), siento a esta energía acumularse (*3). Inhalo lentamente y exhalo el aire con presión por la boca (apretando los labios) y veo surgir en ambos, una cabellera de luz esplendorosa de color blanco plateado con tonalidades doradas. Nuestras cabelleras de luz danzan y se unen.(*4)

Los cuerpos de mis frecuencias internas se unen hasta fundirse y crecen dentro de mí, hasta ocupar mi cuerpo físico, las cabelleras se expanden y rodean mi cuerpo holográfico de tercera dimensión.

He integrado mis frecuencias internas, mi ANDROGINO EN 4D.

En este preciso momento siento venir la Shekinah (la Paloma, la frecuencia de la Diosa) en forma de llama que viene hacia mí e ingresa en mi cuerpo físico por mi chacra coronario, coronándome. Siento expandir mi energía al Universo dando “el tono” para el llamado.

Si no tengo pareja vibro en mi andrógino en mi corazón y envío mensajes de Amor al Universo repitiéndome “Mi Alma en equilibrio va en busca del Amor de Llamas Gemelas. Hecho está”.

Si tengo pareja él o ella podrá hacer su trabajo individualmente porque éste es un casamiento interno. Si no le llegó su momento aún, deberé respetar su libre albedrío al no hacerlo y dedicarme a mi trabajo interno. Si los contratos álmicos entre Uds. y su pareja incluyen el ayudarse en esta transición, tengan certeza de que si Uds lo logran arrastrarán por octava de frecuencia a los que se hallen en su armónica. Esto quiere decir que si Uds. vibran en equilibrio, harán que quienes los aman cambien, aún sin hablar. Porque ciertamente hablando, lo único que se logra en esos casos, es repolarizarlos negativamente. ¿Por qué? Porque NOSOTROS estamos repolarizados positivamente. Sólo vibrando en armonía, el otro cambiará.

Cuando “doy el tono” y siento que mi cuerpo vibra en el Amor Universal de la Diosa, abro los ojos.

 

(*1) Si quieren que esto funcione, eviten ver a la “persona de sus sueños, a su esposo, pareja o amante”. Visualícense a Uds. mismos pero con la apariencia física del sexo opuesto. Los hombres, dulcifiquen sus facciones, las mujeres, masculinícenlas. Si tienen una hermana o hermano gemelo del sexo opuesto, sabrán lo que digo, los que no, y les cuesta imaginar, utilicen una foto suya y modifíquenla o jueguen con un programa de PC para modificar facciones. Ejerciten a su hemisferio cerebral derecho para que pueda imaginar y luego crear en función de la Fuente de Amor Divino – Dios.
(*2) Las glándulas pineal y pituitaria se encuentran en la base del cerebro. Si ingresáramos por la boca, se encuentran por detrás del paladar blando más allá de la úvula (campanilla) en la garganta.

(*3) Esta es una experiencia multidimensional. Por un lado visualizo esto ocurrir con mis frecuencias internas en el jardín de mi corazón pero a su vez siento la energía acumularse en mi cuerpo físico.

(*4) Si pueden mantener la meditación estando en movimiento, dancen también con su cuerpo físico. Esto hará que funcione aún más rápido.

Se sugiere grabar esta práctica con el objeto de facilitar el trabajo. 

 La fecha ideal para hacerla es en los equinoccios, en que el Universo nos ayuda a que esta energía se ancle.

 

fuente: canalizandoluz.es

Acerca de la autora: Glenda González

Periodista, Master en Acupuntura y Terapeuta Holística. Investigadora, escritora -y practicante- en temas de autoayuda y espiritualidad.

Pensamientos de luz
  • causa y efectoLas expresiones negativas que perturban la creación se reciclan por medio de la ley de causa y efecto, acción y reacción, hasta que la conciencia se equilibre mediante la aceptación y el entendimiento.

    John Roger

    - #