La bendición de los padres y su significado

bendición de los padres
 
La bendición de los padres a los hijos invoca la energía superior para que descienda, ayudando a transmutar karma familiar, "materializar la herencia del cielo en la tierra" y reconectarse con Dios.
Pedir la bendición a los padres es una costumbre muy extendida. En la familia, la bendición se pide (o pedía), principalmente a los mayores y personas de respeto: padres, abuelos, tíos, padrinos, al sacerdote o autoridad eclesiástica. Se pide al salir y al llegar a la casa, al partir o al regresar de un viaje e incluso al levantarse y al acostarse. Sin embargo, pocos entienden el significado de esta práctica, que para muchos cae en desuso cuando los hijos se hacen mayores. 
 
 La significación de este acto siempre se ha asociado a una práctica cristiana, ligada al valor del amor filial, mediante el cual los padres invocan la protección de Dios para sus hijos. 
 
 Desde la perspectiva energético-espiritual ciertamente es una invocación de los padres para que las energías superiores desciendan hacia el hijo, sustentada en el vínculo aurico que naturalmente une a los seres por poseer el mismo ADN físico y/o espiritual. Pero existen otras implicaciones en el acto de pedir la bendición, que van desde el reconocimiento de la honra que merecen hasta sus incidencias en la prosperidad, la abundancia y el merecimento que podemos alcanzar en todas las áreas de vida: familia, profesión, parejas, hijos, economía e incluso en la conexión espiritual...SEGUIR LEYENDO EN LA BRÚJULA
Lee también:  La eutanasia en animales vista desde lo espiritual